A bordo del Ruby Princess

A bordo del Ruby Princess
Rate this post


Lo que he podido vivir estos días en el Ruby Princess, me ha generado la idea de que está naviera es sinónimo de buen servicio, amabilidad y sobre todo de confort a bordo de sus navíos, tanto en los de gran tamaño como puede ser toda la Clase Crown, o lo más pequeños y exclusivos como son los clases Royal Princess, con lo  ya nos deja entrever que estamos ante una naviera donde los detalles hacia sus huéspedes empiezan nada más poner los pies en algunas de sus naves en general y en el Ruby Princess en particular.

También  es verdad que el Ruby Princess es una copia exacta de sus hermanos ( Emerald y Crown), me he entretenido a mirar fotos de estos dos últimos y como anécdota comentaros que  hasta las moquetas son iguales, como se diría en cualquier MBA ( Master de Negocio) “para que cambiar aquello que funciona, solo hay que mejorarlo” y otro más popular “ Los inventos con gaseosa” dicho esto,  os aseguro que mejorar al Ruby Princess lo van a tener difícil, con lo que  espero, seguro que como todos vosotros,  a la nueva clase que presentara Princess Cruises en el 2012, para ver su evolución, la capacidad de renovación y sorpresa con que nos pueden sorprender  y que según la compañía marcara un hito en la historia de la misma.

Siguiendo con el Ruby Princess, decir que conserva la línea de sus antecesores, osease una nave sobria, sin grandes estridencia pero rezumando por todos sus costados un refinamiento y clase difícil de igualar por otras navieras que ostentan el título de premium cuando  solo son generalistas avanzadas, porque este término,  no solo se consigue por tener el barco más bonito o bello del mundo, esto se consigue por tener un servicio diferente,  que este acorde al ratio de calidad de la naviera,  en este caso el Ruby Princess lo reúnen todos, para que sea una opción a tener muy en cuenta a la hora de reservar nuestros próximos cruceros.

Su interior está cubierto de maderas suaves y sobre todo de diferentes espacios, lo que provoca que el pasajero no tenga la sensación de agobio a bordo del barco aunque esté se encuentre a plena ocupación, nos iremos encontrando rincones para compartir una conversación, para leer con la tranquilidad que ofrece el navegar o para otras actividades de ocio y diversión, con lo cual entre la cubiertas 5,6 y 7 nos encontraremos la mayoría de los espacios comunes,  hallándose diferentes ambientes y lugares como pueden ser La Piazza que aparte es el atrium y su centro de toda la vida del buque, Princess Theater, Club Fusión , y la gran sala de ambiente oriental El Explorers Lounge, encontrándose algunos más sobre todo de comida y tiendas, me reservo para el final de este relato un lugar muy especial para mí. Algo importante es la anchura de sus pasillos con lo cual es difícil encontrarte aglomeraciones al paso de los diferentes espacios que ofrece el barco.

Sus zonas de agua siguen siendo espaciosas, cuidadas con mucho mimo y que seguro que a los huéspedes del Ruby les dará satisfacción, tanto por el día haciendo uso tanto de las piscinas, jacuzzi como del solárium, como por la noche pudiendo hacer uso en una zona de piscina de un valor añadido que incorpora está clase de barcos como es el Movie Under the Stars ( Cine bajo las estrellas) osease al aire libre mientras se navega, por supuesto acompañando la sesión de pizzas o de palomitas, para los adultos hay una zona que será una de sus favoritas que es el Lotus Spa y el The Sanctuary.

La restauración es otro de los puntos fuertes de Princess y en particular en el Ruby nos podemos encontrar diferentes opciones desde sus restaurantes principales como el Da Vinci, o el Michel Ángelo donde podremos realizar nuestra cena de forma tradicional osease con el turno cerrado, o también se nos da la alternativa, de poderlo hacer de forma abierta cenando a la hora que queramos entres las 18 horas hasta las 22,30, los que tienen un coste adicional se encuentran el Sabatini´s de comida italiana y un lugar en la popa de la cubierta 16 espectacular, el Crown Grill donde nos veremos rodeados de un ambiente de finales del siglo XIX y que su especialidad son las carnes y los mariscos, y por supuesto no podía faltar el Buffet el cual dispone de dos zonas y que lo hace espacioso, grande y atractivo, el mismo puede ser utilizado también por la noche como alternativo a los Restaurantes principales, también el buffet está abierto las 24 horas del día

Como os he dicho anteriormente, dejo para el final un rincón muy especial para mí, que desde que lo vi la primera vez en el Emerald, me dejo marcado y con las ganas de embarcarme pronto en ellos, este lugar es el Wheeltehouse Bar, es un rincón espacioso que recuerda y que te da lugar a recrear una conversación con el capitán Stubeng en este caso con Tony Yeomans comandante de esta nave, como yo pude hacer durante mi estancia en el Ruby Princess, es el típico salón ingles que imita a un club noble, muy marinero y sobre todo acogedor.

El Ruby Princess, representa estar delante de un barco que nos puede llenar así como el de  satisfacer todas nuestras expectativas, también hay que decir para no llevaros desagradables sorpresas, que es un barco donde el idioma principal es el inglés, pero su pasaje y su tripulación es muy internacional, habiendo mucha que habla hispano en casi todas las áreas de la nave, con lo cual esto no puede ser un impedimento para navegar en él, donde su servicio siempre tendrá una sonrisa , donde no existe el no o por lo menos se intenta agradar cualquier petición que tengamos, por lo que, estoy seguro  que acertareis plenamente navegando con Princess Cruises,  con eso ya me sentiré satisfecho,

 

3 comentarios

  • Pingback: Bitacoras.com

  • Muchas gracias Jesús, para mi un barco lo es todo dentro de algo infinito y espectacular como es la mar, sensación sobre todo de relajación, con lo que la nave te tiene que transmitir, seguro que hay otras opiniones, pero a mi el Ruby Princess me ha llenado

  • Amigo German.. al igual que yo te sientes atraido por los rincones mas clasicos de los barcos. Aquellos que nos transportan a la epoca dorada de la navegacion en cruceros… Nuevamente Gran Post..