logoPrincess

Crown Princess, un barco “Vacaciones en el mar”

Crown Princess, un barco “Vacaciones en el mar”
Rate this post


Cuando ves o veo una nave de la naviera Princess Cruises, lo primero que me viene a la memoria es la serie de “Vacaciones en el mar”, no lo puedo remediar, los que tenemos ya una cierta edad y nos criamos con ella nos hizo empezar a ver los cruceros como algo fantástico y a soñar que algún día seria yo el que tiraría confeti a la hora de partir, dirigido aquellos que se quedaban en el puerto despidiéndome y deseándome un feliz crucero.

Ver el Crown Princess significa tener una recreación casi exacta de su hermano el Emerald, con lo cual esparce una atmósfera positiva de glamour, seriedad y confort como pocos barcos y navieras pueden ofrecer, te muestra que estás ante un producto no generalista si no un escalón por encima y que te encuentras ante todo un Premium, lo primero que buscas con la mirada y dejándote llevar por la imaginación cuando entras dentro de el, es que te aparezca por algún lado el capitán Stubing y te desee una feliz travesía.

 El barco tiene una dimensiones que pueden parecer grandes por fuera, con una eslora de 290 metros y 36 de manga,  pero cuando te encuentras en el tienes un sin fin de rincones y espacios que en ningún momento tendrás la sensación de estar con 3120 pasajeros aprox. Su atrium no es cargante rezuma mucho estilo y en la parte inferior te encontrara una piazzeta italiana donde poder tomar un buen expreso mientras mantenemos una animada conversación de sobremesa o leemos placidamente las actividades a realizar a bordo durante el resto del día. También para aquellos que le encante hacer compras de cualquier tipo tenemos una gran variedad de tiendas, con una selección de primeras marcas en diferentes productos tanto de perfumería, cosmética, relojes, joyería etc. etc.

 Sobre los espacios hay una gran selección de los mismos, los cuales seguro que se adaptarán a nuestros momentos y vivencias que queramos tener a lo largo del crucero, lo que si nos llamará la atención s que Princess es sus barcos no tiene grandes espacios para el pasaje, tiene muchos espacios con diferentes ambientes, lo que hace que la gente se reparta por el buque y e aquí donde apuntaba que es la formula para no sentirte en ningún momento agobiado.

 Sus zona de agua están muy bien con solarium en todas las zonas y en una de sus piscinas a la vez si el tiempo no lo impide gozaremos de cine bajo las estrellas, lo cual debe de ser toda una gozada y encima en un clima envidiable y seguro que cuando lleguemos a casa y miremos el firmamento nos vendrá ese agradable recuerdo, tiene diferentes opciones tanto para pequeños y uso general como zona de agua reservada solo para adultos y por supuesto todo un espacio zen para el mismo pasajero adulto, con piscina y con zona de relax.

 La gastronomía a bordo, tenemos diferentes opciones tanto desde el buffet el cual cuenta con grandes espacios para poder aglutinar y dar servicio a todo el pasaje, así como el restaurante principal como los temáticos los cuales gozan de muy buena fama y mejor servicio, también en los restaurantes principales tenemos dos modalidades de servicio la de siempre con el turno de cena cerrado o el abierto con lo cual podemos ir a cenar cada día en horario diferente en mesa distinta y con aquellas personas que deseemos, con lo cual nos libera de estar sujeto al primer o segundo turno, con lo que conlleva alguna veces este sistema tradicional.

Tiene infinidad de tipos de cabinas, interiores, exteriores, balcones, superiores etc., las visitadas estaban dentro de los parámetros Fincatieri su constructor naval, pero si que se ven cómodas y funcionales lo cual nos hará estar cómodos, eso si teniendo claro que es una cabina y nunca haciendo el símil con una habitación de hotel, consta de todos los utensilios y comodidades que puedan tener los camarotes de hoy en día.

Según mi criterio y como siempre digo que una cosa es visitar un barco y otra navegar en el, Princess siempre resulta agradable de visitar, reúne todas aquellas ilusiones y aspectos con que hemos soñado que debería tener nuestro crucero y una tripulación que por lo menos así lo demostró mientras estuvimos abordo se deshace en atenciones para que tengas una experiencia inolvidable y su naviera a la hora de repetir sea la elegida, con lo cual es un barco y una marca a tener muy en cuenta por su relación precio/servicio/calidad, porque seguro que quedaremos muy satisfecho en general y en particular con el Crown Princess o sus hermanos gemelos.

Agradecer a Mundomar Cruceros y en especial a José Luis Gómez por ser un agradable anfitrión y a Pilar Cañaveras por su amabilidad y hacerme fácil este trabajo.

 

Ficha Técnica 
  Año de Construcción 2006  
  Tonelaje 116,000 toneladas  
  Bandera Bermuda   
  Eslora 290 metros  
  Manga 36 metros  
  Cap. máxima de pasajeros 3,120  
  Tripulantes 1,142  
  Velocidad 20 nudos  

http://www.flickr.com/photos/navegamosencrucero/sets/72157623923218737/