disney dream1

Disney suma un nuevo crucero a su flota,

Disney suma un nuevo crucero a su flota,
Rate this post


La compañía estadunidense Walt Disney dio un paso más por incrementar su presencia en el sector de los cruceros con el viaje inicial de su nuevo barco, el Disney Dream, primer navío que añade la firma a su flota en más de una década y al que en 2012 se sumará un buque gemelo.

“En los últimos años hemos colocado los cimientos de nuestra empresa y ahora llega la expansión”, explicó  el presidente de Disney Cruise Line, Karl Holz, quien destacó la “clara demanda” para su producto de cruceros Disney y quien se mostró “muy satisfecho” con los avances fijados por la firma.

El Disney Dream, que  inicia sus viajes desde Puerto Cañaveral (Florida) hacia las Bahamas, está valorado en 900 millones de dólares y cuenta con mil 250 camarotes, casi el doble que los que pueden acoger los otros dos barcos de la firma, inaugurados a finales de los años 90.

Holz destacó que el nuevo crucero deja en “muy buena posición” a la filial dedicada al sector de los cruceros, en el que espera ganar aún más terreno en el segmento de gama alta cuando el próximo año se una a su flota el “Fantasy”, un navío de las mismas características que el que acaba de estrenar. “Se trata de un mercado en crecimiento, sobre todo a nivel internacional, así que es una oportunidad a aprovechar”, indicó a Efe Al Weiss, presidente de la filial para parques temáticos y apuestas vacacionales, de la que depende Disney Cruise Line.

Esta apuesta por el sector vacacional coincide con el descenso contabilizado en los últimos resultados que ofreció la compañía en cuanto al beneficio de sus parques de atracciones, que fue de alrededor del 7% en su ejercicio fiscal de 2010. La compañía reconoció que su apuesta por los cruceros también va encaminada a mejorar su rendimiento en los parques, ya que, según explicó Weiss, los cruceros llevan a sus instalaciones en Orlando (Florida) -las más visitadas en el mundo- “un buen número de nuevos visitantes, con lo que la marca crece”.

El nuevo barco del grupo de entretenimiento estadunidense llega cuando se da por superada la recesión económica y el sector se encuentra en expansión. “Las expectativas para 2011 son muy optimistas, ya que prevemos que el número de pasajeros crezca más del 6% y que se movilicen a unos 16 millones de pasajeros”, explicó el vicepresidente de la Asociación Internacional de Compañías de Cruceros de EE.UU. (CLIA), Bob Sharak. “No tengo duda alguna de que Disney va a triunfar con este nuevo barco y el que sume en 2012. Se trata de una firma que ha rendido bien desde que llegó al sector a finales de los 90 y es una marca icónica alrededor del mundo, algo que le garantiza la demanda”, explicó el vicepresidente de la CLIA.

Sigue también este grupo la tendencia por la que desde 2008 han apostado otras empresas del sector, que también han incorporado buques de enormes proporciones, como demostró Royal Caribbean al sumar dos cruceros con capacidad para 6 mil pasajeros -el Oasis of the Seas y el Allure of the Seas-, o Carnival, que lanzó el Carnival Dream, con capacidad para casi 4 mil pasajeros. Las acciones de Walt Disney, uno de los integrantes del Dow Jones de Industriales de la Bolsa de Nueva York, bajaban hoy el 0.38% antes de la media sesión, hasta 39,71 dólares por título, mientras acumulan una subida de alrededor del 34% en los últimos doce meses. La compañía divulgará los resultados del primer trimestre del ejercicio fiscal de 2011 el próximo 8 de febrero, cuando los analistas prevén que difunda unos beneficios de 56 centavos por acción, frente a los 44 centavos logrados un año antes.

 El Disney Dream es un navío innovador. Con capacidad para 4.000 pasajeros ostenta la primera montaña rusa de agua en su tipo. Se trata del Aqua-Duck, de 230 m. de largo y cuatro cubiertas de altura, que utiliza chorros de agua de alta potencia para impulsar a los huéspedes en un vertiginoso recorrido, “swing out” o lago incluido, con el océano a sus pies.

Quienes estén en camarotes interiores no tendrán la sensación de encierro que caracteriza a estos cuartos: Disney Cruise Line desarrolló un “ojo de buey mágico” que ofrece a los pasajeros vistas en tiempo real de lo que sucede fuera de la nave, obtenidas con cámaras de alta definición.

En el Oceanner Disney´s club los niños pueden estar de la mano con los personajes de Toy Story, de Monster Inc., Nemo y Campanita, entre otros grandes cuentos. Dispone también de un PlayFloor Magic, sector interactivo con juegos de última generación. Las actividades comprenden un laberinto virtual que permite volar sobre las calles de Londres con Peter Pan y entrar en el mundo de Tron.

Los “tweens” (chicos de 11 a 13 años) también tienen su propio salón, con elementos de alta tecnología; mientras que los adolescentes (14 a 17) disponen de Vibe, una disco donde pueden bailar, jugar en cubierta, tomar sol y relajarse en un sector de piscina con chorros de agua.

Hay tres restaurantes temáticos. En Animator`s Palace predomina la temática submarina; Royal Palace está inspirado en las películas clásicas de la compañía; en tanto que Enchanted Garden remite a los jardines franceses de Versalles, en un sitio que- gracias a efectos lumínicos especiales- “mágicamente” se transforma del día a la noche.

Los adultos que deseen tranquilidad total encontrarán su oasis en The District, zona de entretenimiento nocturno con cinco propuestas; el Senses Spa & Salon, que dispone de 17 gabinetes para masajes y tratamientos de belleza; Remy, restaurante gourmet especializado en cocina francesa; y Palo otra propuesta gourmet con mesas al aire libre.

El Disney Dream se une así al Magic (1998) y al Wonder (1999). El año entrante será el momento del Fantasy, similar al Dream.