Grand Holiday, un barco joven y acogedor

Grand Holiday, un barco joven y acogedor
Rate this post


He sido pasajero durante unos años de la marca Iberojet con el Grand Mistral, he vivido en el momento inolvidable, tuve la suerte de poder asistir a una boda durante su travesía de posicionamiento desde Venecia hasta Barcelona, viví la época de dos grandes Jefes de animación cubanos, como eran Wilfredo y Oswaldo, seguro que estos datos a muchos, os traerán también grandes recuerdos como a mi, pero he tenido la oportunidad de poder poner los pies en  el Grand Holiday de la ahora naviera Iberocruceros , y solo deciros que ha sido todo un placer, estar por unas horas,  otra vez en un ambiente tan cercano y familiar, y ha representado toda una simbiosis de emociones encontradas.

Para comenzar destacar un hecho inicial que ya nos da una visión diferente  y próxima de lo que nos vamos a encontrar cuando traspasemos la pasarela de embarque, es que iniciaremos el check list en una terminal como es la de Palau-Cruceros, donde atracan la mayoría de las navieras pertenecientes al Grupo Carnival y como no podía ser de otra manera también Iberocruceros, toda ella es luz y comodidad mientras esperamos hacer todos los trámites que nos de acceso a bordo que lejos queda ya el embarque en otra terminal emblemática como es la del World Trade Center.

El Grand Holiday transmite  viéndolo desde el  exterior,  lo que es un barco con las medidas adecuadas para vivir un crucero excepcional, no podemos olvidar, que estamos hablando de un buque de unas 48.000 TMM, unos 205 metros de eslora y 29 de manga, lo que nos encontramos con unas medidas muy respetable para hacer, que durante nuestra estancia no tengamos la sensación, de que grande son los otros barcos y que pequeños el mío. Es el último buque incorporado a la compañía Iberocruceros por ahora y comenzó su operativa con la misma en el mes de Mayo de este año.

Ha sufrido una profunda remodelación cuando fue transferido desde Carnival Cruises compañía para la cual navegaba y era propietaria del mismo, no ha sido una lavada de cara, sino menos el casco se ha cambiado todo para adaptarlo al público español y a la vez darle un toque internacional al mismo no nos podemos olvidar que las compañías hace tiempo que ven al sector y a sus pasajeros como una parte más de la globalidad, con lo cual cuando se decía que se había invertido una cantidad considerable en los trabajos de remodelación solo puedo decir que son visibles por donde quieras que te muevas a lo largo y ancho del buque y una cosa que me ha llamado mucho la atención porque es un elemento que generalmente solo ves en ciertos barco y navieras de una categoría superior, es la anchura de todas sus zonas de paso, aspecto este  que le da una fluidez sensacional.

Otro apartado, es su ambiente, nos encontramos con una naviera y un barco que aunque sea abierta a otros públicos tiene claro que su nicho de mercado principalmente es el crucerista español y por eso nos encontramos ante un producto dirigido a dicho crucerista, con una animación como siempre activa y agradable que no nos dejara un solo momento quietos si lo que buscamos es movimiento y  con una gran variedad de espectáculos todos ellos de habla española, música diversa y variada, también nuestros hijos podrán disfrutar a bordo de una animación que hará que no quieran separarse de sus monitores por su calidez y ternura hacia los más peques y los menos pequeños gozarán desde videojuegos Wi hasta su propia discoteca juvenil.

Punto aparte es el tema de la gastronomía, española al cien por cien aunque también podremos encontrar algunos platos más internacionales, tuve la oportunidad durante la visita al Buffet de coincidir con el Chef del barco y departir con el unos instantes, los cuales me explico la cocina que presentaba la compañía, lo que pude ver eran diferentes islas las cuales gozaban de una comida bastante atractiva, tanto pasta, ensaladas, carnes, sopas frías, postres etc., y luego durante el almuerzo pudimos degustar algunas suculencias de las cuales podréis disfrutar ( gazpacho andaluz, calamares a la andaluza, carrillada de cerdo ibérico, pisto manchego, y paro…… que no puedo seguir), todo ello con una oferta que podemos contratar, de un todo incluido en la bebida por una cantidad de 16 euros personas sin limitaciones y los refrescos no son de grifo sino de lata , con lo cual tiene mucha cuenta el cogerlo.

Para terminar no nos podemos olvidar realmente del valor de la compañía, su personal, nos vamos a encontrar una tripulación volcada con el pasajero, deseosa de poder ayudarnos y atendernos como merecemos, su sonrisa se ve franca y no forzada y sobre todo nos vamos a encontrar un personal que solo desea que nuestra estancia a bordo sea inolvidable y cuando llegue el momento de dejar el Grand Holiday solo tengamos ganas de volver a embarcar.

No nos equivocaremos al contratar con Iberocruceros, por diferentes motivos, pero el principal, es que nos sentiremos en un ambiente español, luego tenemos que es un barco muy familiar, donde en la mayoría de salida los niños hasta cierta edad viajan gratis, también es un hecho a tener en cuenta para aquellos que no les gusta viajar rodeados de niños y para acabar volver a repetir que su valor añadido es la tripulación, servicial, profesional o sobre todo amable.

Darle las gracias a Jordi Suñe, por hacerme posible la estancia a bordo del Grand Holiday y sobre todo a Alex Ollé por hacerme tan agradable la visita.

http://www.flickr.com/photos/navegamosencrucero/sets/72157625092729436/