Los pasajeros de cruceros aumentaron un 17%

Los pasajeros de cruceros aumentaron un 17%
Rate this post


El puerto de Barcelona sigue a la cabeza de cruceristas con un total de 2,26 millones de pasajeros de crucero de enero a noviembre de 2010, lo que supone una mejora del 8,74% con respecto al mismo periodo del ejercicio anterior.

Los pasajeros de crucero aumentaron un 16,9% durante los once primeros meses de 2010 hasta alcanzar un total de 6,68 millones de cruceristas, lo que hace augurar un cierre del ejercicio “con récord histórico” por encima de los siete millones de pasajeros, según informó hoy Puertos del Estado.

Durante el mes de noviembre, se alcanzaron un total de 616.025 pasajeros de crucero, lo que supone una mejora del 5,5% con respecto a los 583.388 cruceristas del mismo periodo del año anterior.

El puerto de Barcelona sigue a la cabeza de cruceristas con un total de 2,26 millones de pasajeros de crucero de enero a noviembre de 2010, lo que supone una mejora del 8,74% con respecto al mismo periodo del ejercicio anterior.

Le siguen los puertos de Baleares, con 1,22 millones de cruceristas, y una mejora del 22,89% y los de Málaga, con 619.810 cruceristas, un 39,9% más.

Por detrás se sitúa Santa Cruz de Tenerife, con 618.548 pasajeros de crucero, lo que supone un aumento del 28,9% y Las Palmas, que con 502.000 cruceristas, sufrió un descenso del 5,89%.

Los mayores incrementos de cruceristas hasta noviembre se registraron en Gijón, con 9.472 pasajeros, un 108,7% más, y en Almería, con un aumento del 64,8% y 56.995 cruceristas.

Por el contrario el mayor descenso se registró en el puerto de Huelva, donde no se registraron pasajeros cruceristas en los once primeros meses frente a los 525 del mismo periodo de 2009, seguido de Ferros-San Cibrao y Ceuta, con descensos del 73,8% y del 51,99%, respectivamente.

En estos tiempos que corren es una excelente noticia, parece que el sector de los cruceros sirve no solo para mantenerse, sino también para generar riqueza en aquellas ciudades y puertos donde se hace una apuesta real, ofreciendo algo, lo malo es cuando se quiere que las navieras apuesten por puertos y ciudades que no tienen nada que ofrecer, otra pregunta , seria ver realmente el impacto que tiene esto para las economías de las ciudades