_DSC0186reducido

MSC Splendida, se muestra tal y como es

MSC Splendida, se muestra tal y como es
Rate this post


Te pueden gustar más o menos los barcos de grandes dimensiones, mastodontitos que en ningún puerto pasan desapercibidos, esos que todos cuando vamos en barcos más pequeños, los miramos y decidimos que el próximo como mínimo uno de ese tamaño, como si el tamaño fuera importante (este debate me parece haberlo tenido sobre otra cuestión), pero  ir acercándote a la MSC Splendida empiezas a deslumbrar que tiene unas líneas características de la naviera italiana, conservando su proa afilada y todavía de esas compañías que no ha llenado toda la popa de camarotes, por lo que cuando vayas por el puente Europa en el Port de Barcelona, ya vas a tener unas ganas locas de correr para poder ver Barcelona desde la cubierta superior del MSC Splendida.

La nave te recibe con todas sus galas desplegadas, su personal dispuesto agradarte y ofrecerte una estancia como tu solo te mereces, porque hablar de MSC, es hablar de un buen producto, ciertamente en algunos foros podemos leer alguna critica, yo lo veo normal, y o lo digo en primera persona alguien que ha expresado una yo mismo, pero a la vez pienso, cada semana cuantos cruceristas mueve la compañía, con lo que una parte muy ínfima ha encontrado algo que no es de su gusto, ciertamente para esas personas le habremos roto algo muy importante sus ilusión por un crucero, pero al final la mayoría de los cruceristas que pasan por MSC salen con un grado de satisfacción muy elevado, y de eso los culpables son solo su personal, que está dedicado en cuerpo y alma a ese cometido.

Ya a bordo nos encontramos con una bella nave, típica de la marca MSC, dorados, cristales, mármoles y sobre todo nada estridente, la MSC Splendida, muestra y transmite una sensación de paz, que me llama la atención ciertamente es a primera hora del embarque y tendré oportunidad de ver si a lo largo de los días que este en ella está es la tendencia, luego la mezcla de colores en sus diferentes salones, son apacibles, cada uno buscando diferenciar una zona de otra, hay un pequeño pero el paso en lagunas zonas lo veo insuficiente llegando incluso si hay mucha afluencia de público a generar algún tapón, el barco hasta ahora me está recordando al MSC Fantasía, por supuesto con algún pequeño matiz diferenciador como pude ser el Bar Sport, donde para un ferrarista como yo encontrarme el morro de un Ferrari de F1, hace que se convierta en templo de contemplación para mi.

Paseando y observando por el interior de la nave, unas de las cosas que más me sorprende a parte de su atrium con la famosa escalera con los peldaños de cristal de  Swarovski  , es el acceso a las diferentes zonas y lugares de reunión, partiendo desde un gran salón en la zona de popa de la cubierta siete, pasando por una zona de cafés para los amantes de ellos, así como las tiendas, y llegando a una de las joyas de la MSC Splendida la recreación de una piazzeta napolitana a bordo de un barco, dicen que ha sido la misma Señora Aponte la que ha dirigido el diseño de la misma, para recrear el ambiente de este pequeño trozo de Sorrento, allí contemplo con Fran Camino los dos lineales de productos pecaminosos que se nos ofrece a los ojos, repostería así como una selección de helados, solo nos falto preguntar si eran Light, para los que subáis pronto si lo descubrís tampoco me lo contéis jejejeje.

Siguiendo con el recorrido por la MSC Splendida, llegamos a unos de los apartados más importante, la gastronomía que disfrutaremos durante los días que estemos a bordo, en principio decir que su cocina se intenta que sea internacional, aunque  no podemos dejar de lado que estamos en una nave de procedencia italiana, que la ruta que vamos a realizar se va a desarrollar principalmente por tierra italiana, con lo que nos vamos a encontrar cada día con una de las especialidades del la zona que estemos tocando, y por supuesto las siempre recurridas pizzas, pasta, etc., por las zonas por donde pase buffet, restaurantes principales pude ver que la comida está bien elaborada y presentada, otra cuestión que seguro que cuando leas te recordará, es que parece que cuando estamos en un lineal se nos va acabar la comida, les aseguro que sacarán más, sobre todo esta recomendación es para el buffet, no merece la pena pelearse por un cruasán, solo hay que decir que se han acabado. Ciro como puede ver también lo pongo.

Las zonas de agua, no podemos perder de vista que nos encontramos en un barco, mucha gente piensa en piletas no olímpicas pero casi, bueno es una zona bastante bien cuidada, para mi gusto un poco cargada, porque si la cargan de ornamentación palmeras y demás, queda poco sitio para hamacas, y no podemos perder de vista que nos encontramos ante un buque de medidas considerables, la piscina cubierta  y climatizada es un gran acierto, las navieras se empiezan a dar cuenta que si mis buques los quiero tener todo el año haciendo el Mediterráneo, desde octubre a abril si no los doto la zona de agua la tendré inservible y tendré un gran problema para ubicar al pasaje como vaya al no ya al cien por cien, con el ochenta me vale, la zona teórica de adultos en popa, una recomendación los padres tenemos que empezar a entender que una zona de adultos solo son para ellos, para disfrutar de la ausencia de niños, la tripulación de estas áreas también se tienen que involucrar más, se que es tarea difícil y que nadie quiere enfrentamientos, pero al final tendremos clientes descontentos por una cosa muy sencilla alguien no ha actuado con eficiencia.

Para acabar este primer recorrido por el MSC Splendida deciros  dos cosas, una que su ratio (precio-calidad-servicio) se ajusta perfectamente, tenéis a vuestra disposición una nave para disfrutar de un crucero, para gozarlo, para que tengáis en cuenta que si hubiese un pequeño fallo en algo, nadie lo habrá querido hacer aposta, al revés tenéis una tripulación que solo quiere vuestras sonrisas, una palabra amable y un gesto afable, con eso se dan por pagados, y os aseguro que a veces necesitan de esa fuerza que les podamos transmitir.