ncl_logo-762040

NCL anuncia los resultados del cuarto trimestre y del ejercicio

NCL anuncia los resultados del cuarto trimestre y del ejercicio
Rate this post


Norwegian Cruise Line (NCL) obtuvo el pasado año unos ingresos netos de 67,2 millones de dólares (49,5 millones de euros) sobre una facturación de 1.900 millones de dólares (1.400 millones de euros), lo que supone un 12,4% de caída frente a 2008.

Según ha anunciado la compañía en un comunicado, el EBITDA para todo el año 2009 aumentó un 42%, pasando de los 228,1 millones de dólares (168 millones de euros) en 2008 a los 324,1 millones de dólares (238,7 millones de euros). Esto supone una mejora del 16% sobre una base ajustada, pasando de 286 millones a 332,5 millones de dólares (de 210,6 a 244,9 millones de euros).

Se ha logrado, por tanto, una mejora a pesar del descenso del 12,4% de los ingresos netos, como resultado de una disminución del 7,7% en el rendimiento neto y una disminución del 5,1% en los días de capacidad. El descenso de este rendimiento fue debido principalmente a la debilidad en los precios de los billetes de los pasajeros frente a 2008, y fue parcialmente compensado por un aumento del gasto a bordo y otros ingresos.

La disminución de los días de capacidad es consecuencia de la retirada de los barcos Marco Polo, Norwegian Dream y Norwegian Majesty de la flota de la compañía, en marzo y noviembre de 2008, y en octubre de 2009, respectivamente. El porcentaje de ocupación en 2009 se ha incrementado hasta el 109,4%, frente al 106,8% del año anterior.

Buenas perspectivas para 2010

El volumen de reservas continúa siendo positivo año tras año, según la compañía, y los niveles de ocupación para 2010 son “muy similares a los niveles récord alcanzados en 2009”. De forma acumulativa, los precios de las reservas de 2010 están por encima de los de 2009.

Por otra parte, el periodo de reservas continúa ampliándose, reflejando una mayor demanda de la oferta de productos. El consejero delegado de NCL, Kevin Sheehan, ha comentado que “existen muchos factores positivos que están impulsando una mayor demanda de cruceros, y todos ellos respaldan el valor incomparable de unas vacaciones en crucero; y en particular, la libertad y la flexibilidad que ofrece un crucero con NCL Freestyle Cruising”.

La retirada del Norwegian Majesty, de 17 años de antigüedad y 1.440 camarotes, supuso el hito final en la evolución de la flota de NCL, en el camino hacia una flota compuesta exclusivamente por barcos diseñados y construidos de acuerdo al concepto Freestyle Cruising, añade. “Deseábamos llegar a esta última etapa del programa de renovación de nuestra flota”, comentó Sheehan. Por otra parte, añade, “todas las miradas se dirigen ahora hacia la inminente inauguración del Norwegian Epic, nuestro mayor y más innovador barco creado especialmente para el Freestyle Cruising”.

Fuente: Hosteltur