“Oasis of the Seas”, el mayor crucero que jamás haya surcado los mares

“Oasis of the Seas”, el mayor crucero que jamás haya surcado los mares
Rate this post


Con un coste cercano a los 1.000 millones de euros (unos 1.500 millones de dólares), el “Oasis of the Seas”, construido en los astilleros finlandeses STX Europe, tiene una capacidad máxima para 6.300 pasajeros y 2.160 tripulantes y cuenta con 16 cubiertas repartidas en sus 65 metros de altura sobre el nivel del mar.Impresionante desde todos los ángulos, la construcción de esta maravilla de la ingeniería naval costó casi tres años, en los que 500 diseñadores y miles de operarios se esforzaron en terminar esta gigantesca obra en los plazos estipulados por Royal Caribbean, la segunda compañía de cruceros más importante del mundo. Para su construcción fueron necesarios 525.000 metros cuadrados de acero, 5.000 kilómetros de cable eléctrico y 630.000 litros de pintura, unas cifras que dan fe de la faraónica magnitud del proyecto. El crucero es tan inmenso que incluso pocos días antes de la ceremonia oficial de entrega la naviera propietaria del buque descubrió que existían cuatro camarotes más de los que aparecían en los planos iniciales. “En realidad, no es algo tan sorprendente porque cuando un astillero construye un barco, se compromete a que tenga un cierto número de cabinas, en este caso 2.700”, explicó en su blog el presidente de Royal Caribbean Cruises, Richard Fain.

“Normalmente se pierden cabinas durante el proceso de construcción, ya que se usan como almacén o para instalar equipos, por eso no es común ganar camarotes adicionales. Puede que cuatro cabinas más no parezcan mucho, pero definitivamente ayudan”, añadió. Por su parte, los responsables de los astilleros finlandeses, propiedad de la compañía surcoreana STX, se mostraron exultantes con el resultado final, pese a que están acostumbrados a construir enormes transatlánticos de lujo como el “Freedom of the Seas”. “Ya podemos decir que el “Oasis” es el mayor crucero del mundo, pero su interior lo convierte además en el más espectacular a nivel mundial”, aseguran con orgullo en su página web. Probablemente no exageran, ya que este buque incorpora las últimas innovaciones tecnológicas que le permiten producir su propia energía, potabilizar el agua, tratar los residuos e incluso abatir sus chimeneas para poder pasar bajo los puentes que separan el mar Báltico del océano Atlántico.

Además, los diseñadores se han esforzado en crear un barco realmente novedoso y exclusivo, dotándolo de camarotes de superlujo de 154 metros cuadrados con vistas al mar y espectaculares áreas de recreo, como el “AquaTheater”, un anfiteatro al aire libre situado en la popa donde se podrá disfrutar de espectáculos acuáticos. El crucero cuenta también con un parque adornado con árboles reales, amplios paseos al aire libre y varias atracciones que tuvieron gran éxito en buques anteriores, como la pista de patinaje sobre hielo, la piscina con simulador de olas para aprender a hacer surf o el “rocódromo”, un muro para practicar escalada. A esta oferta hay que sumar otro tipo de espacios que no pueden faltar en un crucero de placer que se precie, como la zona de piscinas, los restaurantes, las discotecas, las salas de cine o un lujoso casino. El “Oasis of the Seas” zarpará de Finlandia rumbo a Fort Lauderdale (Florida, EEUU), su puerto base, el jueves o el viernes dependiendo de las condiciones meteorológicas, una portavoz del astillero finlandés. El próximo 1 de diciembre está previsto que inicie su viaje inaugural, un crucero de cuatro días con destino a Labadee (Haití) cuyos pasajes más baratos costarán unos 500 euros por persona y para el que, a pesar de la crisis, ya no quedan camarotes de lujo. Más adelante, este coloso de los mares ofrecerá cruceros de siete días por las islas del Caribe, con precios que varían entre los 745 euros en una cabina interior y los 2.225 euros por persona en un lujoso “loft” con terraza privada y vistas al mar. A finales de 2010, el “Oasis of the Seas” compartirá hegemonía con su hermano gemelo, el “Allure of the Seas”, un crucero de idénticas dimensiones que se está construyendo en los mismos astilleros finlandeses para la Royal Caribbean.

 Fuente:  EFE